miércoles, diciembre 24

El periodista que sí creyó en Papá Noel

Desde luego que el periodismo tiene historias vinculadas a la Navidad. Hay una que, la primera vez que la leí, me emocionó mucho. Tal vez la conocen. Un periodista del popular diario The Sun de Nueva York le responde en 1897 a Virginia, una niña lectora de 8 años que comienza a dar sus primeros pasos del escepticismo que después nos atrapa casi por completo. Le argumenta los porqués sí existe Santa Claus.
Hermoso texto, muy profundo. Una versión micro, y periodística, de El Principito de Antoine de Saint-Exupéry. Aquí la fuente en español (hay algunas en la web) y su texto original en inglés a un costado. Y acá un análisis publicado en ABC de España del porqué es un texto inolvidable para el oficio.

¡Feliz Navidad!





Sí Virginia, existe Santa Claus

¿Existe un Santa Claus?
Para nosotros es un placer responder de inmediato la comunicación de más abajo, expresando al mismo tiempo nuestra inmensa satisfacción por el hecho de que su fiel autora se cuente entre los amigos de The Sun:

QUERIDO EDITOR: Tengo 8 años.Algunos de mis amiguitos dicen que Santa Claus no existe. Papá dice, 'Si le ves en The Sun es que existe' Por favor, dígame la verdad: ¿existe Santa Claus?
VIRGINIA O'HANLON115 WEST NINETY-FIFTH STREET.


VIRGINIA, tus amiguitos están equivocados. A ellos les ha afectado el escepticismo de una era escéptica. No creen salvo en lo que ven. Piensan que algo no es posible si sus pequeñas mentes no son capaces de entenderlo. Todas las mentes, Virginia, sean de hombres o niños, son pequeñas. En este gran universo nuestro, el hombre es un mero insecto, una hormiga en su intelecto, si lo comparamos con el mundo sin fronteras que le rodea, si lo medimos según la inteligencia capaz de aprehender toda la verdad y todo el conocimiento.
Sí, VIRGINIA, existe Santa Claus. Ciertamente él existe igual que existen el amor, la generosidad y la devoción, y sabes que estos abundan, dando a tu vida las mayores bellezas y alegrías. ¡Ay! ¡Cuán aburrido sería el mundo si no existiese Santa Claus! Sería igual de aburrido como si no existiesen VIRGINIAS. No habría fe infantil, ni, por tanto, poesía, ni romance para hacer tolerable esta existencia. No tendríamos placeres, excepto los de los sentidos y la vista. La luz eterna con la que la infancia llena el mundo se extinguiría.
¡No creer en Santa Claus! ¡Entonces tampoco deberías creen en hadas! Podrías pedir a tu papá que contratase hombres para vigilar todas las chimeneas la noche de Navidad para atrapar a Santa Claus, pero incluso si no viesen a Santa Claus descender por alguna, ¿qué demostraría eso? Nadie ve a Santa Claus, pero eso no prueba que no exista. Las cosas más reales en el mundo son aquellas que no pueden ver ni niños ni hombres. ¿Has visto alguna vez hadas bailando sobre el césped? Por supuesto que no, pero no hay ninguna prueba de que ellas no estén allí. Nadie es capaz de concebir ni de imaginar todas las maravillas que permanecen ocultas ni las que permanecerán para siempre en el mundo.
Rompes el sonajero de un bebé y ves lo que produce el ruido dentro, pero hay un velo que cubre el mundo oculto que ni el hombre más fuerte, ni incluso la fuerza unida de todos los hombres más fuertes de todos los tiempos, podrían romperlo. Sólo la fe, la poesía, el amor, el romance, pueden descorrer esa cortina y ver y contemplar la belleza sobrenatural que se oculta detrás. ¿Es todo real? Ah, VIRGINIA, en todo este mundo no hay nada real y perdurable. ¡Ningún Santa Claus! ¡A Dios Gracias! Él vive, y vive para siempre. Mil años a partir de ahora, no, diez veces diez mil años a partir de ahora, él continuará alegrando los corazones de la infancia.

1 comentario:

bebe14alex dijo...

fernando, creo que esta historia es muy tierna, pero ya que fue en 1864, como muy ingenua para esta epoca, donde los niños ven a sus padres comprando los juguetes para navidad.
Personalmente hacia cartitas a papa noel y se las daba a mi mami, hasta que un dia las descubri en su cartera todas sucias de polvo de maquillaje y era como marzo, ..triste, pero me di cuenta recien y de porraso que papa noel no existe, mi papi me conto despues que lo mataron en una calle de guayaquil, pegandole con la campana x no dejarse robar los juguetes, ahora lo recuerdo y me rio ajjajaja, como de porrazo y hasta macabro dejaron mis dulces fantasias por el suelo

Pero es grato saber que todabia, y puede, existen personas que no dejan que eso muera, creo será asi siempre.

Y muy instructivo tu blogs, mucha informacion, ....pero me gustaria leer algo mas personal, cosas de tu diario vivir, es mi humilde opinion
Por lo demas te envidio, por que es muy interesante, relajado y emocinante tener uno, te felicito mi querid compañero y nos veremos o leeremos
bay alex