sábado, julio 4

Internet, ese terror para el totalitarismo


Tomado de http://reusser.files.wordpress.com

Irán lo restringe. China lo bloquea. Cuba asusta a sus usuarios. El internet es una tormenta constante, en estos momentos, para el poder represivo en diversas partes del mundo. Es una angustia para los regímenes en los que no se respeta la libertad de expresión.
La revuelta iraní ha mostrado una vez más el poder de la red. El impresionante vértigo de las redes sociales es más eficaz y cualquier fuerza élite, poder militar o medios oficiales (públicos también le llaman), no pueden imponer la censura o la propaganda benigna frente a a la fuerza escurridiza del internet. No logran parar el asombroso desarrollo instantáneo del microblogging Twitter, o el impacto de un video subido casi al instante por YouTube. Solo se necesita un teléfono móvil, una laptop, una PC escondida y mucha adrenalina.
¿Por qué asusta tanto el internet a este tipo de poder? La respuesta suena obvia. La red es la herramienta perfecta para una nueva era de ilustración luminosa en sociedades oscuras para el libre debate. En esas sociedades donde se quiere imponer una sola verdad, en la que se quiere inducir a pensar en blanco o negro, sin matices, y en las que la prensa oficial les susurra que todo es maravilloso, que sus líderes no se equivocan.
Asusta porque es, también, el nuevo Enciclopedismo, ya no el francés de Diderot, sino el que impone Wikipedia y que puede generar escozor en un gobierno que no quiere que se recuerden sus masacres o las contradicciones a su postura política.



Tomado de http://mark-story.com

"El algún momento estable candado de un régimen acostumbrado a decirle a sus ciudadanos cómo ocurrieron las cosas, en donde los estados han contado su entorno mediático por largo tiempo, está amenazado", se asegura en el libro Acces Denied (Acceso negado), un gigantesco estudio basado en trabajos de la ONG OpenNet Initiative, una entidad de colaboración conjunta para hacer veedurías a la libertad de expresión on line de las universidades de Harvard, Cambridge, Oxford y Toronto. Con la ayuda de expertos mundiales se analizaron y clasificaron los países que más restricciones y bloqueos tienen para que sus ciudadanos naveguen por internet.
Veamos ejemplos. China, según una nota de The New York Times, ordenó que a partir del 1 de julio todas las computadoras personales vendidas en el país incluyan un software sofisticado que bloquee o filtre pornografía, pero también cualquier "información nociva". Este software permitirá a las autoridades actualizar con frecuencia las computadoras con una lista eternamente cambiante de websites prohibidos.
Cuba tiene una censura más dolorosa: la de la pobreza. Allí, según un informe de Reporteros Sin Fronteras, sus ciudadanos tienen que registrarse para entrar a un café internet del Estado, pagar por hora 2 dólares por un servicio nacional (solo e-mails) o uno internacional (que le permite acceder a toda la web) por 5,60, casi la tercera parte del salario mensual promedio. Eso, sin contar con que si tipea un nombre antirrevolucionario o alguna palabra que suene a disidencia, una ventana se abrirá advirtiéndolo y le anunciará el cierre por razones de "seguridad estatal".






Video tomado de un celular que muestra la muerte de Neda. Fue reproducido por las grandes cadenas.

Y en Irán, donde es prohibido tener acceso a una conexión mayor a 128 kbps en casas o sitios públicos (lo que limita la descarga de contenidos audiovisuales que puedan competir con los medios oficiales), la Guardia Revolucionaria, según informe de OpenNet Initiative, continúa la expansión y consolidación de su sistema de filtros de websites.
Sí, el internet aterroriza al totalitarismo. Los blogs, Facebook, Twitter, Flickr, YouTube y compañía son las gacetillas modernas que recuerdan a las que abrieron los ojos en siglos pasados a los que creían en la divinidad e infalibilidad de sus reyes corruptos. Son los instrumentos para contar que existe el Gran Hermano, pero el verdadero, no esa caricatura ridícula que nos viene vendiendo la televisión para alimentar el morbo del movimiento debajo de las sábanas. El real, el descrito por George Orwell en su novela 1984, está allí. Ese que lo controla y decide todo en el poder.

4 comentarios:

incom dijo...

Algo de estadísticas sobre el fenómeno de #Iranelection en mi blog sobre Internet Marketing en Ecuador:
http://ecuadorinternetmarketing.wordpress.com/

El Bobo Estepario dijo...

Me gustaría citar un fragmento de este artículo en un programa de radio que estoy haciendo, por supuesto citando al final tu nombre. ¿Tengo tu consentimiento?

Huelga decir que me ha gustado mucho y que estoy muy de acuerdo. Un saludo!

Fernando Astudillo dijo...

Por supuesto que puedes citarlo. ¿De què país eres? ¿de qué corte es el programa? Gracias por el comentario. Saludos desde Guayaquil

El Bobo Estepario dijo...

Soy de España, es para un programa musical que hacemos un amigo y yo para una emisora independiente, lo hacemos con un micrófono barato y el PC, no tiene mucho nivel pero bueno, ahí estamos al pie del cañón cada semana.

Tu fragmento sería para introducir un tema musical, intentamos hacer en algunos programas una mezcla entre texto y música. Te dejo el link con los podcasts y para el domingo estará colgado el siguiente (en el que usaremos tu texto). Si escuchas alguno no seas muy duro con nosotros, estamos empezando! ^^

http://www.ivoox.com/podcast-suenos-lucidos-alicia_sq_f11645_1.html

Un saludo y de nuevo muchas gracias! :)